El problema desconocido de los seguros de vida vinculados a la hipoteca… y cómo solucionarlo

Muchos clientes se han visto obligados durante años a contratar un seguro de vida con el banco para poder obtener la hipoteca y, aunque la nueva ley hipotecaria impide este tipo de vinculaciones, muchos consumidores deciden contratarlo a cambio de obtener una mejora de las condiciones del préstamo, como por ejemplo una rebaja en tipo de interés.

Para ello, el usuario debe rellenar y firmar un cuestionario de salud, aunque no siempre se ha seguido este procedimiento, y en muchos casos no se verifican la veracidad de los datos.

El problema surge cuando el hipotecado o prestatario fallece o le conceden una incapacidad y la compañía se seguros se niega a pagar la indemnización correspondiente, alegando inexactitudes en el cuestionario. Por ejemplo, que el asegurado tenía patologías preexistentes a la contratación del seguro que no llegó a declarar en el cuestionario de salud.

lo que se debe hacer es reclamar a la aseguradora, basándose en el amparo que le brinda el artículo 10 de la Ley de Contrato de Seguro, que establece que “el tomador del seguro tiene el deber, antes de la conclusión del contrato, de declarar al asegurador, de acuerdo con el cuestionario que éste le someta, todas las circunstancias por él conocidas que puedan influir en la valoración del riesgo. Quedará exonerado de tal deber si el asegurador no le somete al cuestionario o cuando, aun sometiéndoselo, se trate de circunstancias que puedan influir en la valoración del riesgo y que no estén comprendidas en él”.

Y según la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, este artículo viene a recalcar que la aseguradora está obligada a someter al asegurado a un cuestionario de salud, que deberá contestar por sí mismo o con la ayuda del empleado del banco, y pregunta por pregunta.

“Si el empleado del banco no realiza todas las preguntas del cuestionario al asegurado y consigna sus respuestas en el cuestionario de salud; si no le solicita que conteste a dichas preguntas por sí, exigiéndole únicamente que lo firme o si dicho cuestionario no contiene la firma del asegurado, el cuestionario de salud como tal no será válido y la aseguradora deberá pagar la prestación convenida, sin consideración del estado de salud del asegurado a la firma del seguro” – Sanahuja Miranda. https://www.idealista.com/news/finanzas/hipotecas/2019/11/14/778380-el-problema-desconocido-de-los-seguros-de-vida-vinculados-a-la-hipoteca-y-como