¿Estás pensando en hacerte una escapada para estas navidades?

Bien, has decidido contratar un seguro de viaje, ya tienes garantizada la mitad de la tranquilidad en tus vacaciones. Para tener la tranquilidad completa, debes cerciorarte de que has elegido el que mejor se adapta a tus necesidades. Para ello, te proponemos que antes de elegir seguro te plantees estas cuestiones:

  • Coberturas médicas: La salud es lo primero y, en consecuencia, estos seguros están para atenderte tras una caída, una intervención quirúrgica de urgencia o un simple dolor de muelas pueden suponer algo más que un trastorno físico si no dispones de unas coberturas médicas apropiadas que costeen este tipo de situaciones.
  • Equipaje y demora: Con independencia de lo que supone en términos de molestias y retrasos, implica que deberás destinar parte del presupuesto del viaje a comprar algo de ropa y enseres de primera necesidad. Estos gastos pueden quedar cubiertos por tu seguro de viaje, al margen de la pertinente reclamación a la compañía de transporte.
  • Repatriación o regreso anticipado Asegúrate de contar entre las coberturas del seguro de viaje que elijas con una garantía de repatriación o regreso anticipado ya que, ante ciertas eventualidades, no tendrás que preocuparte de nada más que de volver a casa.
  • Duración Según el tipo de viaje (y viajero) que tengas en mente deberás fijarte también en cuánto tiempo te cubrirá el seguro elegido. Muchas pólizas ofrecen una versión anual que puede suponer un ahorro y un extra de tranquilidad.
  • Anticipos económicos durante el viaje: En ocasiones, los seguros de viaje implican que seas tú quien abone ciertos gastos que quedan cubiertos por póliza pero, lo ideal es que lo consultes antes de contratarlo. Además, puedes incluir en las coberturas de seguro de viaje una garantía que no sólo no te haga abonar a ti los gastos por adelantado, sino que, te proporcione anticipos económicos durante el viaje tener que hacer frente a fianzas u honorarios de abogados.

 

Además algunas de las cuestiones que tienes que replantearte antes de la contratación del seguro, pueden ser:

 ¿Qué tipo de destino visito?

¿Qué sistema sanitario tiene el país al que viajo?

¿Voy a realizar alguna actividad en el destino?

¿En qué época voy a viajar?

¿Creo en la Ley de Murphy?