La importancia de asegurar tu negocio

Los seguros para empresas son un interesante recurso que debería conocer cualquier compañía o emprendedor antes de lanzarse a la aventura de hacer realidad su idea. Son muy importantes, ya que nos ofrecen protección financiera en momentos de crisis.

Dependiendo del caso, existen algunos seguros empresariales que son obligatorios. Sin embargo, en la gran mayoría de las situaciones, los seguros son opcionales, por lo que es importante conocerlo todo sobre ellos para tener claro por qué son tan importantes.

Los seguros obligatorios son los de accidentes para trabajadores, de responsabilidad civil, seguros de auto (siempre y cuando la empresa cuente con ellos) o el seguro decenal (si estamos hablando del ámbito de la construcción).

Seguros de responsabilidad civil

El seguro de responsabilidad civil se encarga de responder ante aquellas reclamaciones que, puedan afectar a la empresa por daños y perjuicios causados a terceros por actos u omisiones negligentes. Estos son:

  • Responsabilidad Civil Patronal: Esta garantía cubre aquellos daños y perjuicios que puedan derivar de la relación existente entre el empleado y el trabajador.

  • Responsabilidad Civil Productos: Por su parte, esta garantía está relacionado con aquellos daños y perjuicios que pudieran producirse por entregar un producto a clientes.

  • Responsabilidad Civil Explotación: Por último, la garantía de explotación se relaciona con los daños y perjuicios que pueden derivarse del desarrollo de la actividad de la empresa (por ejemplo, actividades que ocurren dentro del recinto de la empresa).

Seguros especializados

Estos seguros no siempre son obligatorios, pero sí muy recomendados. .

  • Seguro de caución: Este seguro tiene por objetivo dar garantías de que se cumpla una determinada actividad, actual o eventual. También es conocido como un seguro de garantía. Lo que se busca a la hora de contratar el seguro es conseguir que se indemnice al asegurado si se han producido daños patrimoniales, según lo establecido en base a los límites legales o por contrato.
  • Seguro de accidentes laborales: El seguro de accidentes laborales ofrece indemnizaciones en el caso de que se hayan producido accidentes en la empresa. Por mucho que una empresa se pueda organizar ante imprevistos y riesgos, siempre es posible que se produzca una reclamación que pueda poner en entredicho la viabilidad del negocio. Por ello, los seguros de accidentes laborales permiten reducir las molestias que afecten a la empresa y a la vida de los titulares de los mismos.
  • Seguros personales: En este caso, se asegura a la persona para protegerla de cualquier evento que podría ocurrirle como fallecimiento, problemas de salud, discapacidad, entre otros. Las aseguradoras ofrecen diferentes tipos de cobertura y alcance de este producto, por eso, dependiendo de las necesidades del asegurado, podrá contratar un tipo u otro de seguro personal.