¿La póliza de autos es igual en eléctricos que en convencionales?

Resultado de imagen de coches electricos

La llegada de los coches eléctricos y paulatina popularización supone un reto. Nos encontramos con que a pesar de que pudieran parecer excesivamente más caros las diferencias económicas entre los vehículos de gasolina y los eléctricos, no son tan significativas debido al rápido incremento de la comercialización de los segundos.

Las coberturas para un eléctrico los tipos de seguro que se ofrecen suelen ser los habituales en los coches tradicionales: Terceros, Terceros Ampliado, Todo Riesgo y Todo Riesgo con franquicia. En función del solicitado sus coberturas serán unas u otras, pero todas ellas serán comunes a las que tendrías con la misma póliza en un gasolina o diésel.

La principal diferencia radica al cableado y carga del vehículo eléctrico. Este elemento está hecho de un material que puede interesar a los cacos y, dado que suele llevarse en el maletero, no es complicado robarlo si se tiene intención (también si se está recargando el coche en una estación pública). Precisamente por eso es clave que el seguro del eléctrico cubra su robo, algo que es habitual en la mayoría de las aseguradoras. Compañías como Mapfre, Zurich Seguros o Línea Directa la ofrecen.

El segundo punto a tener en cuenta es la asistencia en caso de agotamiento de las baterías. La asistencia en carretera es habitual, pero en el caso de los coches eléctricos, por sus limitaciones de autonomía, cobra todavía más relevancia. Es importante cerciorarse de que la cobertura incluye servicio de remolque y traslado hasta un punto de carga, o servicio de recarga directamente. Las anteriormente mencionadas y Catalana Occidente ofrecen este servicio.

El tercero hace referencia a la cobertura por posibles daños en la estación de carga doméstica, puesto que es un dispositivo para nada barato y que puede ser objeto de los ladrones, amén de posibles desperfectos causados por vándalos.

¿Las pólizas de seguro es la misma para un eléctrico que para un coche convencional?

Deja un comentario